La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

SALUD ARTICULAR

Publicado 02/07/2018

Las molestias articulares son un problema común hoy en día y que se da tanto entre gente joven como en mayores. A menudo, estos dolores van apareciendo a medida que vamos cumpliendo años, pero puede haber otras causas, como un exceso de peso. Cuando tenemos un peso superior al que nuestras articulaciones están preparadas para soportar, se produce una sobrecarga que puede provocar dolores.

 

 

ALIMENTOS PARA TENER UNA BUENA SALUD ARTICULAR

 

Agua. Es fundamental mantenerse bien hidratado para que se produzca una buena lubricación a nivel articular y se reduzcan las molestias.

Alimentos ricos en omega 3. Este tipo de alimentos ayudan a reducir la inflamación y las posibles molestias que tengamos en zonas articulares. Algunos ejemplos de alimentos ricos en omega 3 son: pescado azul, frutos secos, semillas de chía, aceite de oliva, etc.

Proteína: carne, pescado, huevos, legumbres, etc. Estaayudará a la formación y mantenimiento de las articulaciones y, también, potenciará la recuperación de posibles lesiones. Además, la proteína animal es rica en azufre que es un mineral imprescindible para la formación de colágeno.

Cebolla, puerros, ajos… Este tipo de alimentos también son ricos en azufre y ayudarán a la formación de colágeno.

Alimentos ricos en vitamina C: naranja, kiwi, brócoli, perejil, etc. Este tipo de alimentos inhiben procesos que provocan inflamación y contribuye a la síntesis y al mantenimiento del colágeno y el cartílago.

Especias. Hay algunas especias que tienen funciones antiinflamatorias. Por ejemplo: la cúrcuma, jengibre, orégano, tomillo, etc.

Hay algunos alimentos que está recomendado evitar si queremos reducir los dolores articulares. Estos son los que pertenecen al grupo de las solanáceas como: las patatas, tomates, pimientos, berenjenas, etc. Este tipo de verduras contienen ciertas substancias que provocan inflamación y pueden dificultar la reducción del dolor. 

 

QUÉ MÁS PODEMOS HACER?

Las causas de las molestias articulares pueden ser muy variadas, como se ha dicho antes. Desde la edad hasta un exceso de peso. En el caso de que la causa sea la última, es algo que podemos mejorar y, así, reducir las molestias.

Un exceso de peso puede estar motivado por dos razones: un incremento de la grasa corporal o de la retención de líquidos. Pero ¿cómo identificar cuál de las dos causas es?

Podemos tener en cuenta los siguientes aspectos para identificar que la causa es la retención de líquidos:

Observa tus extremidades: piernas, muñecas, tobillos, etc. Estas zonas de tu cuerpo suelen ser las primeras en alterarse cuando empezamos a retener líquidos.

- Sentirse pesado. Es común sentir un hormigueo o más cansancio en aquellas zonas donde retenemos más cantidad de líquidos. 

Variaciones de peso durante el día. Podemos notar un aumento de peso. Pero, a diferencia de si el aumento de peso es por un incremento de la grasa corporal, cuando es debido a la retención de líquido este fluctúa durante el día de forma notable.

Marcas. Un buen indicador puede ser el empezar a notar que por ejemplo los calcetines te dejan marcas o que cuando presionas zonas inflamadas tarda unos segundos en volver a su posición.

Aparición de celulitis. Una de las principales consecuencias de la retención de líquidos es la celulitis.

Si no se dan ninguna de estas condiciones, sobre todo la fluctuación del peso, lo más probable es que el problema esté en un exceso de grasa.

Así, después de haber identificado dónde está el origen del problema podremos empezar a solucionarlo. En el caso de que la causa sea por grasa corporal será importante cambiar la alimentación e incrementar el ejercicio físico.

Si, por el contrario, la raíz del problema es la retención de líquidos, tendremos que aumentar el consumo de líquidos y de alimentos diuréticos para potenciar la expulsión de líquidos. Además, también podremos acompañar el proceso con diferentes tratamientos, como podría ser la cataplasma de algas.

 

EJERCICIO

 

 

Para tener una buena salud articular es importante tener una buena musculatura que ayude a que no forcemos tanto las articulaciones cuando hagamos ciertos movimientos. Además el ejercicio de bajo impacto protege nuestras articulaciones y nos ayudará a mantenerlas saludables durante más tiempo.

 

 

 

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?