La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

CÓMO EVITAR LA CELULITIS

Publicado 01/02/2018

La celulitis es una de las afecciones inflamatorias que más afectan a la población femenina. Aproximadamente, lo padecen el 95% de las mujeres y únicamente el 6% de los hombres. Pero ¿qué hábitos dietéticos podemos adoptar para facilitar la desaparición de esta degeneración y engrosamiento de las fibras colágenas?

 

 1. Alcaliniza tu dieta

Los alimentos de naturaleza alcalina, como la mayoría de verduras y frutas frescas, nos ayudan a eliminar la toxicidad acumulada en el organismo y en los nódulos de grasa típicos de la celulitis, así que no dudes en tomar grandes ensaladas llenas de espinacas frescas, germinados y brócoli. 

 

2. Reduce el consumo de sal

La sal común favorece la retención de líquidos, clave para la formación y aparición de la celulitis. Por eso, intenta cocinar sin sal o sustitúyela por una sal menos refinada y más alcalinizante como la sal marina o la sal rosa del Himalaya.

 

3. Evita el consumo de alimentos procesados

Los alimentos procesados como las sopas de sobre, los platos preparados o las conservas contienen unas cantidades muy elevadas de sal y azúcar para conseguir un buen sabor y una buena conservación del producto. Como hemos visto en el punto anterior, el consumo de sal puede resultar muy negativo para la eliminación de la celulitis, así que la mejor opción siempre es la de cocinar nosotros mismos. No solo controlaremos mejor las cantidades de sal que contienen los platos, sino que estaremos mucho más nutridos ya que evitaremos todos los aditivos propios de los alimentos procesados, tan nocivos para la salud.

 

4. ¡Bebe agua!

El consumo de agua es fundamental para la eliminación de toxinas y desechos del cuerpo. Además, la grasa acumulada en el cuerpo se nutre de la falta de hidratación, lo que provoca que la celulitis se establezca y mantenga fácilmente. Por eso, al aumentar la ingesta de agua favoreceremos la descomposición de las sustancias que forman los nódulos celulíticos.

No obstante, asegúrate de que el agua que consumes es de buena calidad. Utiliza filtros o jarras filtradoras si bebes agua del grifo y si compras agua embotellada comprueba que proceda de manantial y sea de la mineralización adecuada para ti.

 

5. Aumenta la ingesta de fibra

La fibra favorece el tránsito intestinal, ayudando a que los desechos orgánicos del cuerpo se eliminen más rápido y permanezcan menos tiempo “estancados”. Por eso, los alimentos ricos en fibra como las verduras, las frutas o los cereales integrales, nos ayudan a mantenernos limpios por dentro y a mantenernos alejados de la celulitis.

 

6. Disminuye el consumo de grasas saturadas

Las grasas saturadas que se encuentran en los productos de origen animal, como la mantequilla o la carne roja pueden ayudar a la formación de la celulitis. Por ello, intenta aumentar el consumo de proteína animal más magra, como el pescado blanco y las aves y disminuye el de carne roja como cordero o ternera. Así, tendrás la misma cantidad de proteína pero con un menor porcentaje de grasa.

 

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?